Entradas

Remedios para los sofocos, la ansiedad, el insomnio y otros síntomas de la menopausia.

Que tu alimento sea tu medicina y que cualquier enfermedad empieza en el intestino.

Esto ya lo decía Hipócrates, hace algún tiempo.

Es desde hace relativamente poco que oímos hablar de microbiota intestinal para aumentar el sistema inmunológico. Quizás desde que ya no se la llama flora intestinal y los nuevos descubrimientos indican que el intestino es el nuevo cerebro, puesto que en el, suceden múltiples procesos metabólicos, hormonales, que condicionan la calidad de nuestro día a día y la de nuestro sueño. Tener una buena salud intestinal, va más allá del ir regularmente y bien al baño (de las heces también se habla mucho últimamente, aunque no hoy aquí).  Condiciona nuestro estado de ánimo, la propensión a desenmascarar enfermedades autoinmunes (como son hipotiroidismo, celiaquía, psoriasis, artritis reumatoide, entre otras) la depresión, la fertilidad, la energía vital o el cansancio extremo, el dolor articular y al sistema nervioso central. Y por todo ello y por este último, el sistema nervioso central, también a los sofocos en la premenopausia y menopausia, el insomnio, las cefaleas, la inflamación generalizada, los síntomas psicológicos y a largo plazo, la osteoporosis y el riesgo cardiovascular.

Seguro que habrás oído hablar de probióticos como suplemento esencial para tus defensas y seguramente de vitamina D y la C, el combo inmunitario para el Covid-19.

Y muy probablemente, me lees ahora o me has visto en algún vídeo y te reconoces tomando un sinfín de pastillas que alguien te ha dicho o que has leído en algún post de no recuerdas quien, que son buenas para la menopausia. Y no vas mal en tomar sumplementación, siempre y cuando estés cuidando bien de tu microbiota intestinal. Porque sino, estarás gastando dinero en pastillas que tu organismo no será capaz de metabolizar para que estás surjan efecto.

Por ejemplo, falta de estrógenos en la menopausia, causa en muchas mujeres estreñimiento.

El problema no es la etapa sino el terreno biológico en el que se está. De la misma manera que el embarazo es distinto en cada mujer y con cada hijo, sucede lo mismo en la menopausia. Por ello, es necesario personalizar y consultar adecuadamente con un profesional médico.

De ahí, mi gran recomendación del día: déjate asesorar para una buena dieta rica en pre y probióticos, así como en la suplementación con las cepas correctas de probióticos.

¿En qué actuarán los probióticos?

Permitirán que aquello que comes o consumes, sea absorbido correctamente por el organismo. La microbiota, con la edad se desequilibra, al igual que lo hace el sueño (más adelante te explico el por que)

¿Qué significa que un sumplemento alimenticio o un alimento sea absorbido correctamente?

Pues que tome la vía metabólica que le corresponde para realizar la función que le corresponde. Y no otra.

Por ejemplo, hace unos días te hablé del 5htp y del triptófano. Recordémoslo ahora para para que entiendas a lo que me refiero con la vía metabólica que le corresponde:

  1. ¿Qué es el triptófano y para qué sirve?

Es un aminoácido esencial que el cuerpo no produce, sino que lo obtenemos a través de la dieta y de la suplementación. Es la sustancia que se transforma en melatonina, que es la sustancia que nos hace dormir. Lo necesitamos para dormir y descansar mejor.

  1. ¿Cómo puede obtenerse el triptófano?

Lo adquirimos a través de los alimentos: pescado, carne roja, pollo, pavo no tanto, arroces integrales, huevo, frutas piña, plátano, la avena, las cerezas, los pistachos.

Una dieta equilibrada.

Eliminar los procesados y azúcares.

Ayuda a estar mejor anímicamente durante el día.

 En cuanto a la suplementación, hay situaciones digestivas, perturbaciones digestivas, que hacen que este triptófano coja otra vía metabólica y que siente mal o bien que no cause efecto. Y en estos casos, debemos volver al inicio de mi argumento: garantízate una microbiota sana, busca ayuda para la toma de probióticos, realiza una dieta rica y variada y opta por el 5-htp, que es la versión molecular de absorción directa para el organismo.

Cuando tu organismo esté preparado para asimilar suplementos alimenticios que te ayuden a aliviar los síntomas de la menopausia, entonces, se te abrirá el campo de elección dentro de la gran variedad de productos comercializados que incluyen plantas, vitaminas y medicamentos. Algunos con activos con mayor o menor evidencia científica para el tratamiento de los síntomas de la menopausia.

Feminabiane Méno’Confort es una óptima propuesta, a mi entender, puesto que existe una combinación químicamente sinérgica entre la grifonia y la planta que mayor evidencia ha resultado tener para tratar los síntomas climatéricos: la cimicifuga racemosa.

  • Extracto de semillas de grifonia con un alto contenido (98%) en 5-HTP

(5-hydroxytryptophan)

  • Atenúa los sofocos, problemas para dormir, trastornos del estado de ánimo (depresión, irritabilidad), antojos de comida y el aumento de peso por sus efectos sobre los receptores serotoninérgicos

 Cosas importantes a saber sobre la cimicifuga racemosa:

 Tiene efecto en neuromediadores no hormonales, por ello es apta para todas aquellas personas supervivientes de cáncer hormonodependiente o suceptibles genéticamente a padecerlo.

  • Extracto de partes subterráneas de Cimicífuga con un 1% de concentración en triterpenos glucósidos

(2 mg de 27-deoxyactein/40 mg de extracto)

  • Reduce los principales problemas asociados con la menopausia, incluyendo los sofocos, debido a sus efectos en un mecanismo de acción central notablemente en receptores serotoninérgicos, incluidos los que intervienen en la termorregulación.

 La cimicifuga no está recomendada en personas con problemas hepáticos. Por este motivo y porque cada caso es personalizado, tiene que recetártelo un profesional.

Vitaminas B6, B9, B12, D3

Reducen los factores de riesgo asociados a la menopausia:

  • Osteoporosis: efecto en el metabolismo fosfocálcico (D3), reducción en los niveles de homocisteina (B)
  • Cardiovascular: reducción de la homocisteina (B)

Los niveles altos de homocisteína en sangre se asocian con la reducción o el bloqueo de las arterias (aterosclerosis). Los niveles sanguíneos de homocisteína se pueden normalizar al tomar ácido fólico, vitaminas B12 y B6, o betaína.

La vitamina D3 es la Vitamina D que obtenemos a través del sol y en menor medida de algunos alimentos. Nuestro organismo la transforma en su forma activa, que es la D3. En todo el metabolismo de la vitamina D, el magnesio es indispensable. Por ello, es importante asegurar los niveles de magnesio en el organismo para el metabolismo fosforo-calcio. Hay diferentes calidades magnesio en el mercado y ciertamente hay que ser muy exigente en la elección del producto, para que asegurar la asimilación, retención en el organismo, ya que el 90% del magnesio se tiene que encontrar a nivel intracelular.

Un magnesio de baja calidad, puede que te haga ir al baño y que eso te parezca bien, puesto que quizás eres una de las mujeres que sufre estreñimiento en la menopausia, debido a la caída de los estrógenos. Lo que es importante que sepas es que si usas el magnesio para mejorar tu estreñimiento tendrás dos problemas: una microbiota intestinal alterada y un magnesio que no llegará adonde tiene que llegar.

El primero de los problemas nos lleva de nuevo al principio del artículo. Y sobre el segundo, el magnesio, hablaremos otro día.

Y quisiera decirte a ti otra cosa más: si nadie más en tu círculo de familiares o amigos te lo dice hoy, eres preciosa, inteligente y sabia. Que estás en un proceso maravilloso, quizás incómodo o doloroso, pero te aseguro que vas a alcanzar más poder del que imaginas.

Trabajemos juntas, yo te acompaño: tomemos un té virtual, vayamos de paseo o de viaje. Sin miedo, con alegría, buscando lo que a ti te va bien.

¿Vamos juntas a por tu poder?

 

 

 

 

 

 

Burrata, granada y albahaca. Tres regalos de la naturaleza

Cocina para tu revolución

 Con Cristina Arroyo

 

Empezamos una nueva sección titulada “Cocina para tu revolución” y quiero presentaros a la nueva persona del equipo, Cristina Arroyo @poderosamenta. Una mujer optimista, positiva, realista, súuper ordenada, práctica, apasionada, compasiva. Y altamente formada.

 

Amiga Meno, el primer día del mes vamos a estar con Cristina en los Meno Mondays (cada lunes a las 19h en directo en Instagram) para guiarte en la revolución de tu cocina. Y lo haremos presentándote 3 ingredientes.

Que no son porque sí, tienen un sentido y una razón de ser para estar juntos.

Si estás suscrita a la Comunidad Amiga Meno, recibirás ese viernes una receta. Y el por qué de esa receta.

 

Antes de contaros de qué va esto de la revolución, te comparto un fragmento de mi libro Mi Amiga Meno y yo, donde describo a Cristina, quien fue parte de mi proceso en mi menopausia precoz:

Cristina es naturópata y conoce casi todas las plantas medicinales. Es una de las personas que conozco que más de cerca vive la medicina ancestral. En el herbolario donde trabaja, cada cliente tiene una ficha de cartón, de esas con rayas rojas, donde anota la mezcla de plantas que les prepara. Así, cada vez puedes repetir la receta si te ha gustado. Me parece lo máximo del custom made, ahora tan de moda. Lo más vintage de la exclusividad, vamos. Una para la tos, otra para la ansiedad, una más para la retención de líquidos, para la Meno, para el insomnio, para la acidez, etc.

Normalmente, suele haber cola, pero un día la pillé a solas y me explicó que hay plantas que se llaman adaptógenas, porque traba- jan compensando los excesos y los déficits en el organismo. Son tan sabias que van directas a buscar tu punto. Muy darwiniano el

tema. Bien por las adaptógenas. Las hay que son específicas para la mujer y no solo para Meno, como, por ejemplo, la caléndula, la salvia, la angélica o la rosa. Curiosamente, todas tienen nombre de mujer. Qué bonito y ancestral me resuena.”

 

¿Cuéntanos, cómo te apasionaste por la cocina?

Por el camino y por circunstancias personales y de salud, entré en mundo de las terapias naturales y descubrí que las emociones necesitan para equilibrarse un cuerpo sosegado. Y llegó por casualidad y en el momento preciso, un concepto que despertó todos mis sentidos: ¡la cocina terapeútica! y fué entonces cuando reviví las emociones que había sentido al acompañar a mi padre médico pediatra a su consulta, estar con él, ayudarle y ver con que seguridad, pasión y cariño trataba a sus pacientes. Fué el mayor regalo de la vida y despertó en mí una doble pasión: ¡la alimentación y cocina como ingrediente de salud!

 

¿Qué es la revolución en la cocina?

La dieta no solo tiene que ver con la comida, sino también con una manera de abrazar la vida y disfrutar de ella. Asociamos la palabra “dieta” con restricciones en la comida. La palabra dieta viene del griego antiguo “diaeta” que significa “manera de vivir”, englobando así no solo los hábitos alimentarios, sino también las actividades diarias, la cultura y el estilo de vida que dio lugar a ellos.

 

Desde niños nuestras madres nos ponen el plato en la mesa con la sana intención de alimentarnos lo mejor posible. Su objetivo es que crezcamos sanos y felices. Nos educan bajo ciertas normas de disciplina y orden en la mesa. Educación y respeto por la mesa, por los alimentos, por la compañía, por el ambiente; sin discutir, sin distracciones. Vamos, lo que se vendría a llamar ahora comer practicando la “Atención plena”.

 

En verano gazpacho, paellas y ensaladas, en invierno, sopas y pucheros. Meriendas de bocata y fruta. De postre fruta fresca y yogures y para el fin de semana pasteles. No recuerdo congelados, precocinados o procesados. Gran cantidad de verduras aliñadas con aceite de oliva, el pescado en cantidad moderada, la carne, como lujo ocasional. Las tartas, postres y dulces se reservan para ocasiones especiales.

 

Para mi, la verdadera clave de una cocina es la calidad de los productos; escoger que sean locales y de temporada. Productos muchas veces tan llenos de sabor que son el sueño de cualquier cocinera falta de tiempo. No hacen falta preparaciones complicadas ni salsas sofisticadas.

Lo mejor de la cocina revolucionaria es la sencillez (¡y no la compra de precocinados!). Que nos recuerde lo bueno que es combinar unos pocos ingredientes de calidad. De ningún modo supondrán una gran innovación y en muchos casos, ni siquiera se podrán considerar “recetas”.

 

Platos que se podrán servir solos, como una comida ligera, un tentempié o como parte de un menú de pequeños platos compartidos. Platos que acompaños de dos o tres ingredientes más, nos aporten sabores complementarios y contrastes de texturas y aseguren así que los sabores de se realzan y se aprecian al máximo. ¡Acabados con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y listo!

 

¿Entonces si todo tiene que ser tan sencillo, donde está el truco? Pues en recuperar que nuestra dieta se convierta en una manera de comer, más que en una opción dietética. En una expresión de nuestra cultura. Pensar en abundancia de verduras, en frutas, frutos secos y aceitunas y sobretodo en hierbas aromáticas. En el sabor dulce y amargo al mismo tiempo. En el contraste de texturas.

 

¡Luchemos contra las restricciones, los protocolos, las modas, las granjas intensivas, transgénicos, insecticidas, envasados procesados, precocinados…. La verdadera revolución radica no solo en recuperar productos de calidad, proximidad y temporada, sino en el modo en que se producen, se cocinan, se comen y se comparten!

 

¿Amiga Meno, estás lista para empezar la verdadera revolución en tu cocina?

 

  1. La Albahaca, la planta medicinal, culinaria y aromática más generosa.

 

Junto a la Salvia, el azafrán, la menta y la hierba limón forma parte del grupo de especias llamadas apaciguadoras. Gracias a su riqueza en potentes aceites esenciales nos ayuda a normalizar los niveles de hormonas del estrés como el cortisol. Rica en minerales cardioprotectores como la vitamina A, magnesio, vitamina C y K, además de calcio, hierro, folatos y ácidos grasos omega 3. Está especialmente indicada para los diabéticos o problemas de resistencia a la insulina, ya que se asocia con reducciones moderadas de glucemia sanguínea.

 

En cocina, el mejor uso de la Albahaca es en planta fresca o macerada en aceite. Su sabor es bastante intenso, así que mejor añadirla al final de las preparaciones. Yo os recomiendo tener macetas de albahaca ya que es prácticamente rentable durante todo el año.

 

La albahaca sagrada es originaria de la India, donde se la conoce como Tulsi, lleva miles de años empleándose en la medicina ayurvédica donde se considera un adaptógeno. Sustancias que nos ayudan a gestionar la ansiedad y el estrés a nuestro ritmo. Además, la albahaca sagrada se utiliza para tratar el resfriado, la gripe, el asma, la bronquitis, la diabetes, enfermedades cardíacas, la malaria y la tuberculosis. ¡Todo un generoso regalo!

 

 

  1. La Granada, la especia hipocrática, fruta del paraíso.

 

Se dice que Hipócrates utilizaba extractos de semilla de granada, contra numerosas dolencias. Se la considerada sagrada, símbolo de vida, regeneración, nacimiento, fertilidad, prosperidad y futuro brillante. Los antioxidantes de la granada han convertido su zumo en un apreciado producto, a la altura del té verde o el arándano. Los brillantes granos carmesíes son excelentes para decorar ensaladas, en mueslis, decorar un postre o incluso un pastel salado de verduras.

 

El consumo habitual de la granada previene la oxidación del colesterol «malo» (LDL) y mejora la elasticidad de las arterias. También beneficia al corazón y al sistema cardiovascular su abundancia en potasio. Su riqueza en taninos ayuda a desinflamar las mucosas del intestino, y su contenido en ácido cítrico la convierte en un buen desinfectante.

 

¡Incluso es afrodisiaca!

En la antigua Grecia se atribuía a Afrodita la plantación del primer granado, por lo que su fruta se vinculaba al deseo e incluso se le atribuían poderes afrodisiacos. Un estudio de la Universidad de Edimburgo ha comprobado que el zumo aumenta los niveles de testosterona un 30%. Ideal para reducir molestias en la menopausia ya que la testosterona se encarga de regular el deseo sexual, el estado de ánimo y la lubricación vaginal.

 

 

  1. Burrata, el delicado y sabroso queso italiano del momento.

 

Originariamente los quesos blancos del mediterráneo (burrata, feta, mozzarella, halloumi y ricotta) se elaboraban con leche de cabra, oveja o búfala. Ahora y debido a la alta demanda de mercado, la leche de vaca aparece en su producción. Así que deberíamos echar un vistazo a las etiquetas y escoger las primeras opciones. Es un queso delicado, casi dulce, que se deshace en la boca.

 

Tiene forma de bolsita: el exterior es una capa de mozarella de 1 cm y el interior es una mezcla de hilos de mozarella y crema de leche fresca que cuando se corta se derrama sobre el plato. Comerla sola ya es una delicia o simplemente con un poco de aceite de oliva virgen extra de calidad, una pizca de sal y pimienta negra recién molida. Los amantes de los contrastes gustativos pueden combinarlo con anchoas, aceitunas negras, pesto o piñones.

 

La Búfala, un animal único.

 

Las búfalas necesitan vivir en un microclima muy determinado, cálido e húmedo, y requieren atenciones especiales a lo largo de toda su vida. Por lo que la leche de búfala adquiere propiedades únicas que permiten obtener subproductos de una calidad excepcional. De sabor muy peculiar, ligeramente dulce. Se trata de una de las leches con un valor energético muy alto ya que tiene un gran porcentaje en grasas saludables y características que la hacen especialmente digestiva y saludable:

0% lactosa

58% más calcio que la leche de vaca.

48% más proteína que la leche de vaca.

43% menos colesterol que la de vaca.

Es una fuente rica en hierro, fósforo, vitamina A y contiene altos niveles del antioxidante natural “tocoferol»

 

Cristina Arroyo – Dietista y Naturópata – Miembro del equipo Carla Romagosa/Amiga Meno.

  • Técnica superior en dietética y nutrición naturista (2010-2012) por la escuela oficial IFP Roger de Llúria dirigida por Olga Cuevas y Daniel Alborch.
  • Naturopata por el instituto el IFP Roger de Llúria (2012-2013)
  • Diplomada en Diseño gráfico por la escuela oficial de Artes aplicadas “Llotja”. Especializada tanto en márketing directo como en publicidad general. Trabajé en estudios y agencias de publicidad como directora de arte y creativa. Amplia experiencia en gestion de clientes, equipos y proveedores.
  • Consulta en Barcelona y Vilanova i la geltrú
  • Colaboro con el centro de salud holística “Naturalia”
  • Centro de alimentación ecológica Espai Gaia.
  • Imparte talleres prácticos de cocina saludable.
  • Redactora y fotógrafa de las recetas de la sección “què dino” de la revista digital especializada “Ets el que mengues” compaginado con artículos de contenido terapéutico.
  • Ha formado parte del equipo de Neus Elcacho, en los retiros de salud como dietista y ayudante de chef.
  • Realizo charlas de asesoramiento para buenos hábitos y talleres prácticos de cocina para la Asociación de cáncer de mama de Vilanova i la Geltrú (Marinada).
  • Formación en la modalidad de Kinesiología TFH (Touch For Health) impartido por Núria Sánchez.
  • Técnicas de ralajación, meditación y mindfulness impartido por Josep María Gasset. .Biomagnetismo en el I.Heilpraktiker impartido por Carles Anfruns.
    .Auriculotarapia en el I.Heilpraktiker impartido por Ela Meyer.
    .Curso integral de cocinero en la Escuela de hostelería Hofmann.
    .Técnicas psicoemocionales en el I.Heilpraktiker (Coachig, PNL y Eneagrama)
  • Curso de experto en NCA (nutrición celular activa) de laboratorios Nutergia y dirigido por el Prof. Felipe Hernández Ramos.

 

 

Los tratamientos hormonales para la menopausia

Los tratamientos hormonales para la menopausia

Y todo lo que necesitas saber cuando vayas al médico

 Entrevista a la Dra. Victoria Prada

 

Quiero facilitarte información relativa a los tratamientos disponibles para la mujer en el climaterio. No todos son para todo el mundo y cada mujer tiene al final la última decisión. Aunque no sea siempre la más adecuada. Se confía poco en los médicos, en los medicamentos y en general, las mujeres (y una parte de la comunidad médica) rechazan la Terapia Hormonal de la Menopausia (THM). Las mujeres terminan automedicándose y sobre medicándose, desordenadamente y sin control.

De ahí mi consejo de siempre: elije al profesional que te genere confianza, que te escuche, que te acompañe. No te dejes decir que estás loca, que ya se te pasará y sobre todo, no permitas que no proporcionen soluciones personalizadas.

 

Para hablar de los tratamientos hormonales para la menopausia y sobre todo lo que necesitas saber cuando vayas al médico, he conversado con la Dra. Victoria Prada, ginecóloga y cofundadora de Gynenova (Castellón, España).

 

La Dra. Prada y yo llevábamos un tiempo en contacto a través de las redes sociales, pues ella había leído mi libro y me había dado sus comentarios. Por fin, nos vimos las caras en el 4º directo Meno Monday de Instagram.

Y este es el resultado de nuestra entrevista:

 

¿Qué nos puedes contar, cuál es tu opinión médica sobre la THM?

 

Si lo tuviera que resumir en una frase diría que: la terapia hormonal de la menopausia (THM) es segura y eficaz.

 

La segunda parte es que hay mujeres que no pueden, es decir, que no es para todo el mundo. Es muy importante individualizar y los médicos no podemos ser meros prescriptores. Tenemos que escuchar a la mujer y ofrecerle soluciones integrativas: nutrición, ejercicio, suplementación nutricional y darle a conocer opciones de tratamiento una vez conocemos sus circunstancias relativas a edad, sintomatología o preferencias.

Me da pánico cuando en consulta me dicen: “no estoy tomando nada, solo unas pastillitas naturales” como si las plantas fueran inocuas.

Hay mucha “hormonofobia”.

 

Hay que diferenciar entre dos grupos de mujeres a las cuales hay que dirigir la terapia hormonal de la menopausia:

 

  1. Las que tienen síntomas:

Los profesionales médicos tenemos la responsabilidad de ofrecerles soluciones adecuadas. Un pauta y unas combinaciones determinadas para cada mujer.

 

  1. Las que tienen un fallo ovárico prematuro (menopausia precoz).

Llegan a la menopausia mucho antes de la edad que toca y tienen mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV), deterioro cognitivo, pérdida de masa ósea (con el consiguiente riesgo de fracturas). Reciben THM hasta los 51-52 años y a partir de ahí lo hablamos y se individualiza.

 

En resumen, la THM es segura y eficaz

 

¿Cuánto tiempo y cuándo es el momento adecuado para empezar a usar el THS?

 

 

En la terapia hormonal de la menopausia no nos vale pensar que más vale tarde que nunca. Se ha demostrado que existe lo que se conoce como Ventana de oportunidad, un subir al tren, indicando cual es el periodo ideal empezar con THM, siendo este dentro de los primeros 10 años desde la menopausia y tener menos de 60 años. Hay que empezarlo cuando llevas menos de 2 años y no cuando ya llevas 5 o tienes más de 60 años, porque puede ser incluso perjudicial. Es como si el cuerpo estuviera más preparado y receptivo al inicio de la menopausia.

 

La THM frenaría la progresión de la aterosclerosis en mujeres con menopausia reciente, mientras que en mujeres de más edad o con menopausia de más de 10 años el efecto sería neutro o adverso.

 

Hay muchos estudios sobre la enfermedad de alzheimer que demuestran que la aparición de dicha enfermedad se ralentiza cuando se ha empezado la THM pronto, incluso en estudios a largo plazo sobre la capacidad cognitiva y la memoria. Esto nos explica lo importante que son los estrógenos en la salud, más allá de los sofocos, como, por ejemplo, en enfermedades crónicas a largo plazo. Iniciar pronto la THM tienen efectos cognitivos positivos, sin embargo, más tarde no, e incluso podría haber un empeoramiento.

 

La hormona estrella, que es la que nos hace daño cuando dejamos de fabricarla, son los estrógenos. Tenemos receptores estrogénicos por todo el cuerpo, desde el sistema nervioso hasta la piel y cuando los ovarios dejan de funcionar dejan de fabricar estrógenos y es cuando empiezan los síntomas. Por lo tanto, mi recomendación sería dar estrógenos a todas aquellas mujeres que tengan síntomas.

 

  • En las mujeres que tienen útero, los estrógenos pueden producir un crecimiento anormal de ese útero y por ello, tienen que recibir otra hormona, que también dejan de fabricar nuestros ovarios con la menopausia, la progesterona. La que recetamos es la natural micronizada. Hay muchos tipos de progesteronas que no nos favorecen, pudiendo producir migrañas o incluso empeorando el perfil del colesterol. Tenemos que combinar ambas: estrógenos a la dosis mínima eficaz vía transdérmica y progesterona micronizada vía vaginal, adecuadamente balanceadas.

 

  • Las mujeres que no tienen útero, recetaremos solamente estrógenos.

 

 

Hay que tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de aplicar le THM: 

  1. Dar la dosis menor eficaz (nunca cuanto más mejor)
  2. Durante 5 años (más o menos, luego individualizar)
  3. Usar hormonas naturales
  4. Vía transdérmica o vaginal (los estrógenos vía oral precisan administrar más dosis y conllevan más riesgo de: hipertensión arterial, HTA, migrañas, trastornos gastrointestinales y alteración del metabolismo hepático, la progesterona natural tiene menor riesgo de cáncer de mama y de TEV)
  5. Individualizar (no hay dos mujeres iguales y cada una tenemos unas necesidades y unas características)
  6. No olvidar aconsejar sobre estilo de vida (nutrición, ejercicio, suplementos nutricionales)
  7. Siempre utilizar estos tratamientos bajo control de un especialista.

 

¿Ventajas e inconvenientes del THM?

 

Ventajas de la terapia hormonal de la menopausia:

 

  • Alivio del síndrome genitourinario de la menopausia (sequedad vaginal y vulvar, ardor al orinar, picor, dolor con la actividad sexual) si solo está este síntoma, valorar tratamiento solo con estrógenos locales o progesterona. El tratamiento local puede administrarse a cualquier edad.
  • Mejora los sofocos
  • La piel aumenta de grosor, mejora la elasticidad, previene las arrugas
  • Mejora densidad de masa ósea y, por tanto, las fracturas … solo para conseguir este objetivo, no administrar THM.
  • Mejora la calidad del sueño, reduce los despertares nocturnos
  • Mejora las funciones cognitivas (protección neuronal, activación cerebral, fluo sanguíneo cerebral)
  • Mejora el estado de ánimo
  • Menor riesgo de enfermedad coronaria
  • Menor riesgo de diabetes tipo II
  • Atenúa ganancia de peso. La menopausia no engorda y el THM tampoco, lo que la menopausia provoca es una distribución androide de la grasa (a nivel de abdomen)
  • Quizás protege frente al cáncer de colon
  • Mejora el perfil de colesterol (aumenta HDL y disminuye LDL)

 

Inconvenientes de la terapia hormonal de la menopausia:

 

El estudio WHI (2002), el inicio de la crónica del pánico hizo mucho daño al THM, pues las mujeres participantes presentaban unas características que llevaron a unos resultados erróneos, el tratamiento que se pautó no era ni más ni menos el que estamos pautando ahora.

  • Cáncer de mama: los estrógenos solos no incrementan el riesgo, el añadir progesterona es lo que parece incrementar el riesgo. El riesgo es pequeño (< 1 /1000 mujeres/ año de uso) y cuando la THM se usa más de 10 años. Menor riesgo que otros factores tales como obesidad, consumo de alcohol, sedentarismo.
  • Deseo sexual hipoactivo: nos haría falta suplementar con testosterona u ofrecer Tibolona (es un esteroide sintético que deriva de la noretisterona y tiene acciones estrogénicas, progestagénicas y androgénicas; es más eficaz que la THM clásica para el deseo sexual, los trastornos del sueño y el humor)

Tener en cuenta que el deseo se relaciona con los andrógenos y la excitación con los estrógenos

  • Riesgo de TEV se eleva
  • Los estrógenos incrementan los triglicéridos

 

 

¿Qué es la tibolona?

 

La tibolona, no es exactamente una hormona sino un esteroide sintético que deriva de la noretisterona, es decir, está hecho en laboratorio y tiene efectos un poco de todo: estrogénicos, progestagénicos y androgénicos. Me gusta para pacientes que no quieren la terapia transdérmica y vaginal porque no van a ser constantes en su uso. Como por ejemplo aquellas mujeres que piden un tratamiento simple en su uso, una pastilla y basta. También me gusta mucho para mujeres que han perdido el apetito sexual, porque ese poquito efecto androgénico de la tibolona se nota mucho. Aunque no tiene riesgo de cáncer de mama, se desaconseja al ser un tratamiento hormonal, pero no se ha visto un incremento de la incidencia en el cáncer de mama.

 

 

¿Qué alternativas hay a la Terapia Hormonal de la Menopausia?

 

  • Cimicífuga racemosa: Planta de hoja perenne de los bosques de EEUU, de la cual se aprovecha el rizoma. Actividad sobre los neurotrasnsmisores del SNC. Útil para los sofocos, ansiedad e insomnio, discreto efecto en masa ósea y en vagina. Es una buena alternativa a las isoflavonas de soja. Efecto tarda 1-2 meses.
  • Vitex Agnus Castus: efecto parecido a los estrógenos y puede ser útil para personas con desarreglos hormonales más allá de la menopausia.
  • Extracto citoplasmático de polen: Disminuye sofocos, ayuda a control del sueño y del humor. El efecto aparece a los 2 meses.
  • Gabapentina: es un fármaco que se daba para las convulsiones y personas con dolores de origen nervioso y se ha visto que mejora los sofocos y relaja. Un ejemplo de medicamento que era para otra cosa y ahora se le han descubierto otros usos.
  • Isoflavonas de soja: Son muy parecidas a los estrógenos y no tenemos claro aun si se pueden aconsejar a personas con cáncer de mama. En cualquier caso, el efecto no aparece hasta las 4-8 semanas.

 

 

¿Hormonas bioidénticas y los parches o pellets?

Se tiende a pensar que bioidéntica y natural son los mismo, cuando en realidad son cosas distintas.

 

Hormonas naturales: las hemos extraído de la naturaleza, derivadas de una planta o de un animal, no sintetizadas en un laboratorio. No son más seguras, ni eficaces ni se toleran mejor que las hormonas bioidénticas que se venden actualmente en farmacias.

 

Hormonas bioidénticas: producidas en un laboratorio, similares a las que produce nuestro cuerpo, nuestros ovarios. El estradiol o la progesterona natural micronizada. Son como las nuestras y aprobadas por la FDA

 

Pellets de hormonas bioidénticas: es una tendencia en USA, que son los pellets de hormonas bioidénticas, de entrada atractiva, pero que en España no está del todo aprobado por la AEEM por falta de estudios, por no estar clara su liberación y por un etiquetado inadecuado. Su uso debe restringirse a mujeres con alergia a medicamentos aprobados por la FDA y a falta de disponibilidad de producto aprobado por FDA en dosis necesaria para un paciente concreto.

 

 

¿Cómo darte cuenta de la menopausia si llevas un DIU hormonal?

 

Lo que se recomienda al llegar a los 50, si la paciente empieza a tener algún síntoma que podría estar indicando que está llegando a la menopausia, es realizar una prueba en sangre para saber los niveles de la hormona FSH. Esta hormona se dispara cuando estamos en menopausia.

 

En la transición a la menopausia aparecen muchos desarreglos hormonales y hay mujeres que lo pasan realmente mal con reglas muy abundantes y dolorosas. No hay que tener prisa en quitarlo, pues puede ayudar en la transición hacia la menopausia, conocida como premenopausia. Lleva progesterona y es por ese motivo que el Diu facilita este tránsito. Si al realizar la analítica, el resultado fuera de una FSH alta, entonces, como médico pautaría una dosis mínima eficaz de estrógenos para mantener a la mujer hormonalmente balanceada.

 

La gente piensa que el Diu hormonal les ha provocado la menopausia, porque no menstrúan, cuando en realidad, dejan de menstruar debido a la progesterona, que está atrofiando el endometrio, pero los ovarios siguen ahí funcionando. El DIU hormonal no provoca la menopausia, lo que hace es adelgazar el útero por dentro para que así la mujer no tenga hemorragias.

 

Háblanos del uso del láser en vagina y vulva, por favor:

Es un tratamiento puntero

  • Remodelación de la matriz extracelular
  • Aumento receptores estrogénicos
  • Puede utilizarse en mujeres con ca. mama
  • Induce formación de colágeno
  • Mejora la vascularización

 

 

Para terminar…

¡Destápanos algún otro mito, por favor!

 

¡Las hormonas no engordan!

En la menopausia lo que aparece es la acumulación de la grasa a nivel abdominal, el típico flotador en la cintura. Claro, pues ya no tienes estrógenos y tienes lo que se llama distribución androide de la grasa y eso, el THS sí que lo atenúa. Lo importante es moverse y alimentarse bien.

 

https://youtu.be/3UuVwc9x2JM

 

Dra. Victoria Prada

Es especialista en Ginecología y Obstetrici, cofundadora del Instituto Gynenova, centro privado de ginecología y obstetricia en Castellón (www.gynenova.com) y también es fundadora de Victoria Prada Salud de la Mujer.

 

    • Máster de climaterio y menopausia. Universidad a distancia de Madrid (udima). 2020 (en curso)
    • Máster en nutrición y salud. Universitat Oberta de Catalunya. (UOC). 2018-2020
    • Máster en actualización profesional para ginecólogos. Universidad de Barcelona.
    • Especialización en ginecología regenerativa y funcional y en cirugía cosmética de la mujer
    • Nivel III de ecografía (capacitación) acreditado por la sesego
    • Diploma de competencia en medicina y cirugía láser. instituto de formación y liderazgo barcelona.
    • Cursos de doctorado en Universidad de Valencia (uv). 1998 – 1999
    • Especialista en ginecología y obstetricia vía mir. Hospital General Castellón. 1994-1997
    • Licenciada en medicina y cirugía. Universidad de Valencia (uv). 1986-1992