Entradas

Plantas para el insomnio: Valeriana y Eschscholzia

¡HABLEMOS SOBRE CÓMO HE LOGRADO MEJORAR LA CALIDAD DE MI SUEÑO!

Tenemos demasiado descuidado algo tan cotidiano como es el dormir. Tanto en la mujer joven que tiene más asociado el insomnio por carácter perfeccionista e imposiciones por exigencias laborales, como en la mujer a partir de los 40 años. A menudo nos recetan fármacos para inducir el sueño y no siempre son el mejor abordaje.

Para mí no ha sido fácil, mi mente es una lavadora y estoy en un momento vital muy creativo y estudioso, bonito, pero estresante. Muy probablemente, a ti también te esté pasando algo similar, quizás por el teletrabajo, la dificultad de conciliar, las preocupaciones económicas, la incertidumbre que estamos viviendo…

A veces paso semanas con problemas para conciliar el sueño, pesadillas, desvelándome con el más mínimo ruido, despertándome con ansiedad y mucho, mucho cansancio… A veces, la mujer orquesta no da para más… Y, ¿Sabes qué? Que no todo es bonito en redes, que yo tampoco estoy bien todos los días de mi vida. Lo que sí puedo afirmar es que todo lo que hago es con la determinación de sentirme bien, mejorar, quererme, cuidarme, dar lo mejor de mi misma.

Investigo para ir a la raíz del problema y poder así, proponerte soluciones.

¿Por qué no he estado durmiendo bien?

¿Es la menopausia o hay algo más que me altera el sueño?

Veámoslo, hablemos sobre los distintos orígenes que puede tener el insomnio y enfoquémonos en la solución correcta para cada uno de ellos:

Identifica el origen de tu insomnio y trátalo correctamente:

  1. Por la falta de estrógenos y progesterona en la transición a la menopausia y en la menopausia.

Digamos que los cambios hormonales que sufrimos las mujeres en las distintas etapas vitales influyen en la calidad de nuestro sueño. Las principales hormonas que caen en la transición a la menopausia y la menopausia son los estrógenos y la progesterona, su descenso ocasiona trastornos del sueño, entre otros.

  1. El síndrome de las apneas del sueño.

También ocurre que, en la transición a la menopausia y la menopausia, la grasa corporal se distribuye y parte de ella suele acumularse en la papada, ocasionando problemas para respirar y apneas del sueño. El síndrome de apnea se manifiesta en la mujer con apatía, falta de atención e incluso puede llegar a confundirse con depresión, mientras que en los hombres se ve como somnolencia. Este sesgo en el diagnóstico, a veces nos lleva a lo que mencionaba al principio del artículo, a un mal abordaje con fármacos para la depresión y la apatía, que no siempre son los adecuados.

  1. El trastorno del ritmo circadiano

El ritmo circadiano es el reloj biológico que marca cuando debemos empezar a dormir. Alguna alteración genética, la excesiva exposición a las pantallas o los trabajos en turnos de noche alteran el ritmo circadiano, que es distinto en cada persona. La melatonina es la hormona, la molécula que inicia la noche biológica, cuando empieza la noche le dice a nuestro organismo que es la hora de empezar a dormir. La melatonina empieza a segregarse a las 8 y su pico máximo será a las 3 de la madrugada. Facilita el adormecimiento y también pone en marcha nuestro reloj biológico.

  1. La edad

La edad y la dificultad para dormir tiene causas diferentes según la edad.

Un niño no tiene porque tener déficits de melatonina, puesto que su cuerpo está en plenas capacidades para segregar la hormona melatonina. Si un niño no duerme bien, muy probablemente sea porque le falte sosiego o alimentos y le sobren pantallas.

En edad avanzada y ya a partir de los 40 la producción de melatonina ya empieza a bajar y es indetectable a los 70, porque donde se segrega que es en la glándula pineal tiende a calcificarse. De modo que, tanto en la transición a la menopausia como en la menopausia, no solo es la bajada de hormonas tales como los estrógenos y la progesterona lo que afecta a nuestra calidad del sueño, sino también la secreción de esta otra hormona llamada melatonina. Y seguramente también, como al niño que no duerme, nos falte sosiego o grupos de alimentos y nos sobren pantallas…

Desde punto de vista de la micronutrición, si una alimentación rica en triptófano a lo largo de la vida y sabemos llevar una buena gestión del estrés, la glándula pineal, allí donde se segrega la melatonina, podríamos ayudarla a no calcificarse y por lo tanto, a dormir mejor.

  1. El estrés y las preocupaciones

Cuando cortisol, la hormona del estrés está en su pico alto, la melatonina está baja. Cosa que es normal durante el día, para poder hacer frente a todas nuestras actividades diarias, pero no tanto durante la noche, cuando necesitamos el sueño para reparar nuestro organismo a nivel celular y neuronal. En realidad, durante la noche, es como si las neuronas se dedicaran a bajar la basura con todo aquello que no sirve. Y no solo son pensamientos, sino también toxinas, ocurriendo una serie de procesos metabólicos que implican a muchos órganos: hígado, riñón, pulmones, cerebro…

Eso explica porque cuando el estrés crónico no dormimos bien. Si tenemos el estrés alto, difícilmente sintetizaremos la melatonina y por ello, difícilmente lograremos equilibrar nuestro ritmo circadiano. También explica porque, cuando estamos estresadas, tendemos a engordar y sentir que nuestro cuerpo se desajusta. Y no solo en apariencia.

Además, el estrés agrava los síntomas de la premenopausia y la menopausia, por ejemplo, acentuando los sofocos.

Soluciones para dormir según el origen del insomnio:

  • Asegúrate la melatonina que necesitas. La melatonina es necesaria para trastornos de sueño con origen hormonal, es decir, en casos de desincronización de los ritmos. Consúltalo con tu médico o farmacéutico. Chronobiane LP 1,9mg es la opción que más me gusta. https://productos.pileje.es/complementos-nutricionales/chronobiane-lp-1-9-mg
  • Plantas que te ayudan a relajarte antes de dormir: hay plantas de acción ansiolítica y calmante que ayudan mucho a relajarse antes de dormir, cuando el origen del insomnio es el estrés.

He seleccionado las 2 mejores, las que me han salvado cuando ya no conseguía dormir:

      • ESCHSCHOLTZIA (o amapola californiana)

Se obtiene de las partes aéreas floridas y es sedante, hipnótica, ansiolítica y relajante. También calma las pesadillas, esas que tenemos cuando no estamos tranquilas… Interesante.

Se aconseja tomarla por la noche para aprovechar el efecto durante el día.

      • VALERIANA

Es ansiolítica, hipnótica, relajante muscular, ideal para personas con bruxismo y, además, mediante un proceso de extracción a 20º (en vez de otros procesos de extracción a más temperatura, que destruyen las propiedades de la planta) se obtiene el GAVA, uno de los primeros neurotransmisores del Sistema Nervioso Central.

La valeriana, así como la Rhodiola o el azafrán, están indicadas para la desvinculación de los antidepresivos. Pero esta es otra combinación sinérgica de la cual hablaremos otro día…

Efectos sinérgicos de la ESCHSCHOLTZIA (o amapola californiana) + VALERIANA = SINERGIA MARAVILLOSA PARA EL INSOMNIO POR ESTRÉS.

¡Y esta sinergia la encontramos en Noctesia!

¿Cómo te puede ayudar Noctesia?

Aporta equilibrio de día y descanso de noche.

Perfecto para la dificultad de dormir ligada al estad ansioso.

Facilita el adormecimiento (consideramos que hay dificultad si tardamos más de 30 minutos en dormirnos)

Reduce los despertares nocturnos y/o precoces

Aporta un sueño reparador, de calidad.

Aumenta el tiempo de sueño.

Energía y vitalidad durante el día.

Plantas frescas seleccionadas que asegura mayor riqueza en activos

Se congelan las plantas durante 24 horas como máximo, así se conservan los activos

Se produce sin alcohol (es un disolvente, que tiende a arrastrar y a diluir la concentración de activos)

Método patentado, llamado Lixiviación activa que permite extraer el totum de la planta.

Extracto Pytostandard Exolchia (amapola de California + valeriana)

Está desaconsejado en embarazo y en niños menores de 12 años. Si tomas antidepresivos o psicofármacos, recurre a un médico para que haga una pauta para ir reduciendo la dosis.

https://productos.pileje.es/phytostandard/noctesia

  1. Cuida como vives de día

Que no se nos olvide que, lo que hagamos durante el día condicionará nuestras noches. Esto lo aprendimos con la Dra. Núria Roure, especialista en trastornos del sueño. Así pues:

  • – Asegúrate la exposición diaria a la luz solar.
  • – Realiza ejercicio físico.
  • – Pasea en la naturaleza.
  • – Apaga las pantallas mucho antes de acostarte.
  • – Separa, termina tus tareas antes de acostarte.
  • – Realiza ejercicios de respiración y relajación antes de acostarte.
  • – Relaciónate, nútrete a nivel social y familiar.
  • – Aliméntate correctamente.

De día y en la premenopausia y la menopausia, si tienes síntomas que alteran sustancialmente tu calidad de vida como son los sofocos, la ansiedad y la apatía, plantéate una opción que te haga sentir bien. Si tu médico no te ha recetado un tratamiento hormonal de la menopausia, bien porque no eres candidata para ello o porque has pactado que no quieres usarlo, pregúntale por opciones como Feminabiane Méno’Confort que es una óptima propuesta, a mi entender, puesto que existe una combinación químicamente sinérgica entre la grifonia y la planta que mayor evidencia ha resultado tener para tratar los síntomas climatéricos: la cimicifuga racemosa y el extracto de semillas de grifonia con un alto contenido (98%) en 5-HTP (5-hydroxytryptophan). Además, atenúa los sofocos, los problemas para dormir, los trastornos del estado de ánimo (depresión, irritabilidad), los antojos de comida y el aumento de peso por sus efectos sobre los receptores serotoninérgicos y también contiene vitaminas B6, B9, B12, D3. Este combo de vitaminas contribuyen a reducir los factores de riesgo asociados a la menopausia como la osteoporosis, el riesgo cardiovascular y la arterosclerosis.

https://productos.pileje.es/complementos-nutricionales/feminabiane-meno-confort

La cimicifuga no está recomendada en personas con problemas hepáticos. Por este motivo y porque cada caso es personalizado, tiene que recetártelo un profesional.

Recordándote hoy y siempre que, si optas por suplementación, no lo hagas sola. Acude a un profesional de la salud y ten siempre en mente que los pilares para un buen descanso son:

  • Microbiota
  • Micronutrición
  • Fitoterapia

Y quisiera decirte a ti otra cosa más: si nadie más en tu círculo de familiares o amigos te lo dice hoy, eres preciosa, inteligente y sabia. Que estás en un proceso maravilloso, quizás incómodo o doloroso, pero te aseguro que vas a alcanzar más poder del que imaginas.

Trabajemos juntas, yo te acompaño: tomemos un té virtual, vayamos de paseo o de viaje. Sin miedo, con alegría, buscando lo que a ti te va bien.

¿Vamos juntas a por tu poder?

 

 

 

 

 

Los tratamientos hormonales para la menopausia

Los tratamientos hormonales para la menopausia

Y todo lo que necesitas saber cuando vayas al médico

 Entrevista a la Dra. Victoria Prada

 

Quiero facilitarte información relativa a los tratamientos disponibles para la mujer en el climaterio. No todos son para todo el mundo y cada mujer tiene al final la última decisión. Aunque no sea siempre la más adecuada. Se confía poco en los médicos, en los medicamentos y en general, las mujeres (y una parte de la comunidad médica) rechazan la Terapia Hormonal de la Menopausia (THM). Las mujeres terminan automedicándose y sobre medicándose, desordenadamente y sin control.

De ahí mi consejo de siempre: elije al profesional que te genere confianza, que te escuche, que te acompañe. No te dejes decir que estás loca, que ya se te pasará y sobre todo, no permitas que no proporcionen soluciones personalizadas.

 

Para hablar de los tratamientos hormonales para la menopausia y sobre todo lo que necesitas saber cuando vayas al médico, he conversado con la Dra. Victoria Prada, ginecóloga y cofundadora de Gynenova (Castellón, España).

 

La Dra. Prada y yo llevábamos un tiempo en contacto a través de las redes sociales, pues ella había leído mi libro y me había dado sus comentarios. Por fin, nos vimos las caras en el 4º directo Meno Monday de Instagram.

Y este es el resultado de nuestra entrevista:

 

¿Qué nos puedes contar, cuál es tu opinión médica sobre la THM?

 

Si lo tuviera que resumir en una frase diría que: la terapia hormonal de la menopausia (THM) es segura y eficaz.

 

La segunda parte es que hay mujeres que no pueden, es decir, que no es para todo el mundo. Es muy importante individualizar y los médicos no podemos ser meros prescriptores. Tenemos que escuchar a la mujer y ofrecerle soluciones integrativas: nutrición, ejercicio, suplementación nutricional y darle a conocer opciones de tratamiento una vez conocemos sus circunstancias relativas a edad, sintomatología o preferencias.

Me da pánico cuando en consulta me dicen: “no estoy tomando nada, solo unas pastillitas naturales” como si las plantas fueran inocuas.

Hay mucha “hormonofobia”.

 

Hay que diferenciar entre dos grupos de mujeres a las cuales hay que dirigir la terapia hormonal de la menopausia:

 

  1. Las que tienen síntomas:

Los profesionales médicos tenemos la responsabilidad de ofrecerles soluciones adecuadas. Un pauta y unas combinaciones determinadas para cada mujer.

 

  1. Las que tienen un fallo ovárico prematuro (menopausia precoz).

Llegan a la menopausia mucho antes de la edad que toca y tienen mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV), deterioro cognitivo, pérdida de masa ósea (con el consiguiente riesgo de fracturas). Reciben THM hasta los 51-52 años y a partir de ahí lo hablamos y se individualiza.

 

En resumen, la THM es segura y eficaz

 

¿Cuánto tiempo y cuándo es el momento adecuado para empezar a usar el THS?

 

 

En la terapia hormonal de la menopausia no nos vale pensar que más vale tarde que nunca. Se ha demostrado que existe lo que se conoce como Ventana de oportunidad, un subir al tren, indicando cual es el periodo ideal empezar con THM, siendo este dentro de los primeros 10 años desde la menopausia y tener menos de 60 años. Hay que empezarlo cuando llevas menos de 2 años y no cuando ya llevas 5 o tienes más de 60 años, porque puede ser incluso perjudicial. Es como si el cuerpo estuviera más preparado y receptivo al inicio de la menopausia.

 

La THM frenaría la progresión de la aterosclerosis en mujeres con menopausia reciente, mientras que en mujeres de más edad o con menopausia de más de 10 años el efecto sería neutro o adverso.

 

Hay muchos estudios sobre la enfermedad de alzheimer que demuestran que la aparición de dicha enfermedad se ralentiza cuando se ha empezado la THM pronto, incluso en estudios a largo plazo sobre la capacidad cognitiva y la memoria. Esto nos explica lo importante que son los estrógenos en la salud, más allá de los sofocos, como, por ejemplo, en enfermedades crónicas a largo plazo. Iniciar pronto la THM tienen efectos cognitivos positivos, sin embargo, más tarde no, e incluso podría haber un empeoramiento.

 

La hormona estrella, que es la que nos hace daño cuando dejamos de fabricarla, son los estrógenos. Tenemos receptores estrogénicos por todo el cuerpo, desde el sistema nervioso hasta la piel y cuando los ovarios dejan de funcionar dejan de fabricar estrógenos y es cuando empiezan los síntomas. Por lo tanto, mi recomendación sería dar estrógenos a todas aquellas mujeres que tengan síntomas.

 

  • En las mujeres que tienen útero, los estrógenos pueden producir un crecimiento anormal de ese útero y por ello, tienen que recibir otra hormona, que también dejan de fabricar nuestros ovarios con la menopausia, la progesterona. La que recetamos es la natural micronizada. Hay muchos tipos de progesteronas que no nos favorecen, pudiendo producir migrañas o incluso empeorando el perfil del colesterol. Tenemos que combinar ambas: estrógenos a la dosis mínima eficaz vía transdérmica y progesterona micronizada vía vaginal, adecuadamente balanceadas.

 

  • Las mujeres que no tienen útero, recetaremos solamente estrógenos.

 

 

Hay que tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de aplicar le THM: 

  1. Dar la dosis menor eficaz (nunca cuanto más mejor)
  2. Durante 5 años (más o menos, luego individualizar)
  3. Usar hormonas naturales
  4. Vía transdérmica o vaginal (los estrógenos vía oral precisan administrar más dosis y conllevan más riesgo de: hipertensión arterial, HTA, migrañas, trastornos gastrointestinales y alteración del metabolismo hepático, la progesterona natural tiene menor riesgo de cáncer de mama y de TEV)
  5. Individualizar (no hay dos mujeres iguales y cada una tenemos unas necesidades y unas características)
  6. No olvidar aconsejar sobre estilo de vida (nutrición, ejercicio, suplementos nutricionales)
  7. Siempre utilizar estos tratamientos bajo control de un especialista.

 

¿Ventajas e inconvenientes del THM?

 

Ventajas de la terapia hormonal de la menopausia:

 

  • Alivio del síndrome genitourinario de la menopausia (sequedad vaginal y vulvar, ardor al orinar, picor, dolor con la actividad sexual) si solo está este síntoma, valorar tratamiento solo con estrógenos locales o progesterona. El tratamiento local puede administrarse a cualquier edad.
  • Mejora los sofocos
  • La piel aumenta de grosor, mejora la elasticidad, previene las arrugas
  • Mejora densidad de masa ósea y, por tanto, las fracturas … solo para conseguir este objetivo, no administrar THM.
  • Mejora la calidad del sueño, reduce los despertares nocturnos
  • Mejora las funciones cognitivas (protección neuronal, activación cerebral, fluo sanguíneo cerebral)
  • Mejora el estado de ánimo
  • Menor riesgo de enfermedad coronaria
  • Menor riesgo de diabetes tipo II
  • Atenúa ganancia de peso. La menopausia no engorda y el THM tampoco, lo que la menopausia provoca es una distribución androide de la grasa (a nivel de abdomen)
  • Quizás protege frente al cáncer de colon
  • Mejora el perfil de colesterol (aumenta HDL y disminuye LDL)

 

Inconvenientes de la terapia hormonal de la menopausia:

 

El estudio WHI (2002), el inicio de la crónica del pánico hizo mucho daño al THM, pues las mujeres participantes presentaban unas características que llevaron a unos resultados erróneos, el tratamiento que se pautó no era ni más ni menos el que estamos pautando ahora.

  • Cáncer de mama: los estrógenos solos no incrementan el riesgo, el añadir progesterona es lo que parece incrementar el riesgo. El riesgo es pequeño (< 1 /1000 mujeres/ año de uso) y cuando la THM se usa más de 10 años. Menor riesgo que otros factores tales como obesidad, consumo de alcohol, sedentarismo.
  • Deseo sexual hipoactivo: nos haría falta suplementar con testosterona u ofrecer Tibolona (es un esteroide sintético que deriva de la noretisterona y tiene acciones estrogénicas, progestagénicas y androgénicas; es más eficaz que la THM clásica para el deseo sexual, los trastornos del sueño y el humor)

Tener en cuenta que el deseo se relaciona con los andrógenos y la excitación con los estrógenos

  • Riesgo de TEV se eleva
  • Los estrógenos incrementan los triglicéridos

 

 

¿Qué es la tibolona?

 

La tibolona, no es exactamente una hormona sino un esteroide sintético que deriva de la noretisterona, es decir, está hecho en laboratorio y tiene efectos un poco de todo: estrogénicos, progestagénicos y androgénicos. Me gusta para pacientes que no quieren la terapia transdérmica y vaginal porque no van a ser constantes en su uso. Como por ejemplo aquellas mujeres que piden un tratamiento simple en su uso, una pastilla y basta. También me gusta mucho para mujeres que han perdido el apetito sexual, porque ese poquito efecto androgénico de la tibolona se nota mucho. Aunque no tiene riesgo de cáncer de mama, se desaconseja al ser un tratamiento hormonal, pero no se ha visto un incremento de la incidencia en el cáncer de mama.

 

 

¿Qué alternativas hay a la Terapia Hormonal de la Menopausia?

 

  • Cimicífuga racemosa: Planta de hoja perenne de los bosques de EEUU, de la cual se aprovecha el rizoma. Actividad sobre los neurotrasnsmisores del SNC. Útil para los sofocos, ansiedad e insomnio, discreto efecto en masa ósea y en vagina. Es una buena alternativa a las isoflavonas de soja. Efecto tarda 1-2 meses.
  • Vitex Agnus Castus: efecto parecido a los estrógenos y puede ser útil para personas con desarreglos hormonales más allá de la menopausia.
  • Extracto citoplasmático de polen: Disminuye sofocos, ayuda a control del sueño y del humor. El efecto aparece a los 2 meses.
  • Gabapentina: es un fármaco que se daba para las convulsiones y personas con dolores de origen nervioso y se ha visto que mejora los sofocos y relaja. Un ejemplo de medicamento que era para otra cosa y ahora se le han descubierto otros usos.
  • Isoflavonas de soja: Son muy parecidas a los estrógenos y no tenemos claro aun si se pueden aconsejar a personas con cáncer de mama. En cualquier caso, el efecto no aparece hasta las 4-8 semanas.

 

 

¿Hormonas bioidénticas y los parches o pellets?

Se tiende a pensar que bioidéntica y natural son los mismo, cuando en realidad son cosas distintas.

 

Hormonas naturales: las hemos extraído de la naturaleza, derivadas de una planta o de un animal, no sintetizadas en un laboratorio. No son más seguras, ni eficaces ni se toleran mejor que las hormonas bioidénticas que se venden actualmente en farmacias.

 

Hormonas bioidénticas: producidas en un laboratorio, similares a las que produce nuestro cuerpo, nuestros ovarios. El estradiol o la progesterona natural micronizada. Son como las nuestras y aprobadas por la FDA

 

Pellets de hormonas bioidénticas: es una tendencia en USA, que son los pellets de hormonas bioidénticas, de entrada atractiva, pero que en España no está del todo aprobado por la AEEM por falta de estudios, por no estar clara su liberación y por un etiquetado inadecuado. Su uso debe restringirse a mujeres con alergia a medicamentos aprobados por la FDA y a falta de disponibilidad de producto aprobado por FDA en dosis necesaria para un paciente concreto.

 

 

¿Cómo darte cuenta de la menopausia si llevas un DIU hormonal?

 

Lo que se recomienda al llegar a los 50, si la paciente empieza a tener algún síntoma que podría estar indicando que está llegando a la menopausia, es realizar una prueba en sangre para saber los niveles de la hormona FSH. Esta hormona se dispara cuando estamos en menopausia.

 

En la transición a la menopausia aparecen muchos desarreglos hormonales y hay mujeres que lo pasan realmente mal con reglas muy abundantes y dolorosas. No hay que tener prisa en quitarlo, pues puede ayudar en la transición hacia la menopausia, conocida como premenopausia. Lleva progesterona y es por ese motivo que el Diu facilita este tránsito. Si al realizar la analítica, el resultado fuera de una FSH alta, entonces, como médico pautaría una dosis mínima eficaz de estrógenos para mantener a la mujer hormonalmente balanceada.

 

La gente piensa que el Diu hormonal les ha provocado la menopausia, porque no menstrúan, cuando en realidad, dejan de menstruar debido a la progesterona, que está atrofiando el endometrio, pero los ovarios siguen ahí funcionando. El DIU hormonal no provoca la menopausia, lo que hace es adelgazar el útero por dentro para que así la mujer no tenga hemorragias.

 

Háblanos del uso del láser en vagina y vulva, por favor:

Es un tratamiento puntero

  • Remodelación de la matriz extracelular
  • Aumento receptores estrogénicos
  • Puede utilizarse en mujeres con ca. mama
  • Induce formación de colágeno
  • Mejora la vascularización

 

 

Para terminar…

¡Destápanos algún otro mito, por favor!

 

¡Las hormonas no engordan!

En la menopausia lo que aparece es la acumulación de la grasa a nivel abdominal, el típico flotador en la cintura. Claro, pues ya no tienes estrógenos y tienes lo que se llama distribución androide de la grasa y eso, el THS sí que lo atenúa. Lo importante es moverse y alimentarse bien.

 

https://youtu.be/3UuVwc9x2JM

 

Dra. Victoria Prada

Es especialista en Ginecología y Obstetrici, cofundadora del Instituto Gynenova, centro privado de ginecología y obstetricia en Castellón (www.gynenova.com) y también es fundadora de Victoria Prada Salud de la Mujer.

 

    • Máster de climaterio y menopausia. Universidad a distancia de Madrid (udima). 2020 (en curso)
    • Máster en nutrición y salud. Universitat Oberta de Catalunya. (UOC). 2018-2020
    • Máster en actualización profesional para ginecólogos. Universidad de Barcelona.
    • Especialización en ginecología regenerativa y funcional y en cirugía cosmética de la mujer
    • Nivel III de ecografía (capacitación) acreditado por la sesego
    • Diploma de competencia en medicina y cirugía láser. instituto de formación y liderazgo barcelona.
    • Cursos de doctorado en Universidad de Valencia (uv). 1998 – 1999
    • Especialista en ginecología y obstetricia vía mir. Hospital General Castellón. 1994-1997
    • Licenciada en medicina y cirugía. Universidad de Valencia (uv). 1986-1992